Menu
A+ A A-

Un buen entrenamiento: un puerto fuera de categoría

  • 26 Jul
Nani Roma

Los días pasan rápido y los grandes objetivos del año comienzan a estar a la vuelta de la esquina. Por este motivo y paso a paso, avanzamos en la intensidad de la preparación física.

Este año he podido centrarme mucho más en los entrenamientos, ya que desde un principio tuve claro con qué equipo correría el Rally Dakar. Esto me ha permitido estar más predispuesto y dedicar más tiempo a realizar entrenamientos más intensivos.

Así pues, estas últimas semanas hemos recorrido muchos kilómetros con las bicicletas de carretera y hoy hemos decidido que ya era el momento de subir al Turo de l’Home, en el Parque del Montseny. La verdad es que viendo las etapas de este último Tour, nos hemos envalentonado un poco más.

La subida al Turo de l’Home es muy exigente. Salva un desnivel de unos 1500 metros en un recorrido de 25 kilómetros, con una pendiente máxima de un 14% y una pendiente media del 6%, con la dificultad añadida de que lo más duro son los últimos 6 kilómetros, donde además la carretera está en peor estado. Por suerte, circulan pocos vehículos por ella.

Para hacer el recorrido un poco más duro (como si no tuviésemos suficiente), hemos comenzado subiendo el Coll Formic, para ‘calentar’. Casi 100 kilómetros en total, con dos puertos muy interesantes, que además se hacen muy agradables de recorrer, gracias a su paisaje y sus espectaculares vistas. Y después de las exigentes subidas, cómo no, los increíbles descensos de estos dos colosos.

Si practicáis ciclismo de carretera, no debéis perderos esta ascensión, de verdad.

En definitiva un buen entrenamiento, muy completo y divertido (esto queda bien decirlo, ¡pero estamos reventados!).


Turó de l'Home


El coche

Ir a Palmarés

Ir a Biografia