Menu
A+ A A-

Nani Roma (Borgward) se queda sin ruedas y pierde casi cinco horas

  • 08 Ene

Nani Roma

• “Estoy triste y lo siento por el esfuerzo de todo el equipo. Nuestro objetivo cada día era terminar, y hoy no lo hemos hecho”

• “Hoy teníamos que haber sido mejores, pero así es el deporte y tenemos que aceptarlo. Mañana más y espero que mejor”


Al Ula, 08-01-2020 |

Pasadas las diez de la noche, hambriento, cansado y abatido, llegaba Nani Roma a su motorhome. “He comido y cenado, todo junto. Desde las seis de la mañana que andamos en danza no había comido nada”. Son las primeras palabras del piloto de Borgward, tras vivir una jornada durísima y difícil; de las más complicadas que recuerda, con 672 kilómetros: 219 de enlace y 453 de especial.

“Ha sido un día muy complicado para todo el mundo, porque han pasado muchas cosas. Hoy era un día en el que hubiera sido importante no cometer errores, pero los hemos hecho”, reconoce el piloto catalán.

Nani Roma

Nani Roma relata la odisea vivida en esta cuarta etapa del Dakar 2020: “Esta mañana hemos empezado bien. Teníamos un poco de lío con el polvo, porque salíamos detrás, había mucha gente delante y era complicado pasar. A partir de la primera neutralización he podido adelantar al piloto que teníamos delante. Hemos pinchado una vez antes de la segunda neutralización. A partir de ahí eran pistas mucho más rápidas y en un tramo, sin saber por qué, hemos vuelto a pinchar, quedándonos con una sola rueda de repuesto. Quedaban cien kilómetros y en una bajada de arena había una moto, helicópteros y gente. He bajado un poco la vista y he desacelerado para ver si había algún problema, y al volver a mirar al frente había una piedra enorme en medio de la pista. Tenía que optar por impactar por delante o intentar esquivarla. Si le hubiera dado por delante creo que hubiera roto todo, por lo que he intentado esquivarla, pero no he podido. En el golpe he pinchado dos ruedas y ya no nos quedaban. Mi compañero también venía sin ruedas, por lo que hemos tenido que esperar al camión que venía súper tarde. Y nada… empalmada. Una putada”.

El segundo clasificado de la pasada edición del Dakar, vencedor en dos ocasiones de la prueba, está visiblemente afectado: “Sinceramente, estoy triste. Lo siento sobre todo por el esfuerzo de todo el equipo. Aunque tuviéramos pequeños problemas, nuestro objetivo cada día era terminar, y hoy no lo hemos hecho. Esto marca el desenlace final de una carrera, aunque estamos en el cuarto día y aún van a pasar muchas más cosas. Hoy teníamos que haber sido mejores, pero así es el deporte y tenemos que aceptarlo. Mañana más y espero que mejor”, concluye el veterano piloto de Folgueroles.

CLASIFICACIONES 

El coche

Ir a Palmarés

Ir a Biografia