Menu
A+ A A-

«El Dakar sólo tiene futuro en África»

  • 21 Dic


El primer español que ganó el mítico rally ultima su preparación en la estación de esquí de Sierra Nevada Nani Roma Piloto de BMW


Nani Roma

«La crisis también nos afecta a los profesionales y la participación española es más baja que nunca»

«Ya vine el año pasado a Sierra Nevada y las instalaciones me parecen magníficas»

Granada, 20.12.09 (Ideal de Granada)


Media docena de años después de convertirse en el primer español en ganar un Dakar, Joan 'Nani' Roma (Folgueroles, Barcelona, 1972), mantiene intacta el hambre de triunfo. En apenas dos semanas pisará a fondo el acelerador de su BMW con el que aspira a subir de nuevo al escalón más alto del podio. Antes, ultima en Sierra Nevada su preparación para la prueba más exigente del mundo.

-¿Qué espera del próximo Dakar?
-Que sea duro y que me vaya bien. Hemos trabajado mucho, vamos con un coche nuevo y creemos que es bueno, aunque no nos hemos enfrentado a los rivales. A mi me gusta ser prudente pero pienso que nos va a ir bien.

-Tras la salida de Mitsubishi, ganador de siete de las últimas ocho ediciones, su puesto como competidor ante los Volkswagen lo ocupa BMW, ¿cómo es el X-3?
-El BMW tiene un motor muy potente, buenísimo, y creo que hemos trabajado bien en materia de suspensiones y chasis. Tiene más movimiento, es confortable y ofrece mucha tracción, pero, sobre todo, lo que lo hace distinto es el motor, que tiene una potencia enorme.

-¿Mejora la fiabilidad respecto a otros coches?
-Desde fuera teníamos la impresión de que los BMW eran frágiles, pero nos hemos dado cuenta de que los problemas obedecían más a errores de los pilotos. Al Attiyah rompió el motor el año pasado cuando iba primero pero fue un fallo suyo. Subió el motor de temperatura y no paró a limpiar los radiadores. En los tests ha demostrado mucha fiabilidad pero en la mecánica también hay que ser muy prudente.

-¿Vio comprometido su futuro cuando Mitsubishi renunció?

-Yo tengo claro que si voy a correr al Dakar es para ganar y opciones de coche ganador no había muchas. La alternativa de Volkswagen era inviable porque ya está Carlos como piloto español. Sólo quedaba BMW así que nos pusimos a trabajar para llegar a un acuerdo. Tengo dos años con ellos, es un buen contrato y no me puedo quejar.

-¿Afecta la crisis a los pilotos de primer nivel?
-Mucho. No hay más que ver cómo grandes escuderías de Fórmula Uno han abandonado. La participación española es mucho más baja que en otras ocasiones, tanto en motos como en coches. Espero que esto pase y a ver cómo va en el futuro.

-¿Dakar en Sudamérica o...?

-En África. El Dakar es África y sólo allí se entiende la carrera. Está bien correr en Argentina y Chile porque es una salida y es muy bonito, y la gente habla nuestra lengua... pero no es África. Sinceramente, espero que vuelva allí ya el año próximo. Si no, es posible que la carrera deje de existir. Aunque no termine en Dakar, debe regresar a África.

-Pero todos los pilotos resaltaron la dureza del año pasado.

-Sí, fue duro, era verano, hacía mucho calor, pero no es África. En Argentina y Chile te encontrabas a gente por todas partes. En África, salías por la mañana y hasta que llegabas al campamento de noche no veías a nadie y eso te obligaba a espabilar. Está muy bien que la gente ayude y no lo critico, pero el espíritu real de la carrera se pierde un poco.

-¿En qué ha consistido su preparación en Sierra Nevada?

-Lo primero, aprovechar las magníficas instalaciones del CAR, que deberían utilizar muchos más deportistas de este país. Son geniales. La gente nos trata muy bien. Dormir a 2.400 metros y subir a entrenar al Veleta te permite preparar al cuerpo para rendir después en la altura de Atacama. Aquí entreno mañana y tarde, y paso una semana relajado y cargando las pilas. Ya vine en 2008 y quedé muy contento.

-¿Mejora como piloto cada año?
-Sí. Cuando gané en moto fui mi última participación y seguro que si hubiera seguido hubiese aprendido cosas.

-¿Cuáles son los rivales?

-El primero, mi compañero Peterhansel, que ha ganado nueve Dakar y está deseando sumar el décimo, y por supuesto, los Volkswagen. Allí están Carlos, De Villiers, Mark Miller y Al Attiyah. Por estructura y presupuesto son el equipo a batir. Intentaremos ponerles las cosas muy difíciles.

-¿Qué opina del cambio en la categoría de motos, con recortes de potencia y cilindrada?

-Al principio no estaba muy de acuerdo pero ahora veo que puede servir para que vengan más marcas, como Aprilia. No he visto bien que la ASO lo haya anunciado con tan poco margen pero a largo plazo me parece bien. No creo que sirva para igualar a los privados con los profesionales. Los buenos estarán siempre delante. Marc Coma, con una de 450cc, seguirá ganando.

-¿Qué le parece el sacrificio de privados como el granadino Miguel Puertas?

-Son la esencia de la carrera. El Dakar nació para ellos y después evolucionó hacia una competición. Estamos unos cuantos afortunados que nos dedicamos a esto y corremos, pero la demás gente es la que hace el Dakar. Es una de las pocas pruebas deportivas del mundo en que profesionales y aficionados viven juntos, comen juntos y pasan quince días juntos, ayudándose a veces en plena carrera. Eso los valoramos mucho tanto ellos como nosotros.

-Después de ser el primer español en ganar un Dakar en motos, ¿confía en cumplir el sueño de ser el primero en coches?
-Para mi ya fue un sueño correr el Dakar, imagínate ganarlo. Intentar repetir en coches también lo es. Ahora sólo toca trabajar duro y luchar cada día.

-¿Tiene futuro el Dakar?

-Sólo tiene futuro si vuelve a África, si no, tengo mis dudas. La organización lo ha entendido y está trabajando para ello, aunque hay que entender que es difícil organizar algo así en un continente como África.


- Todas las Noticias de 2010
- Todas las Noticias de 2009

El coche

Ir a Palmarés

Ir a Biografia