Menu
A+ A A-

Nani Roma presentó el Mini del Dakar 2015 a AUTOBILD.ES

  • 16 Dic

Nani Roma

 

• El último campeón del raid más famoso del mundo, Joan 'Nani' Roma, ha presentado el Mini del Dakar 2015, el Mini All4 Racing, a AUTOBILD.ES en Múnich, en la sede mundial del Grupo BMW.

 

10/12/2014. Rodrigo Fersainz / autobild.es

El último campeón del raid más famoso del mundo, Joan 'Nani' Roma, ha presentado el Mini del Dakar 2015 a AUTOBILD.ES en Múnich, en la sede del Grupo BMW y ha charlado con nosotros sobre el coche, sus posibilidades de éxito y los momentos menos agradables del Rally Dakar 2014, que, sin embargo, no acabaron por enturbiar los más mínimo su merecido triunfo el pasado mes de enero.

Por un retraso del vuelo, subo y bajo rampas a golpe de disculpa en uno de los países de la puntualidad, Alemania, pero todos en el gran complejo de BMW me reciben con una sonrisa, aunque me invitan a que acelere y pase cuanto antes. La presentación ha comenzado y Nani Roma, su copiloto, Michel Périn, ya han acaparado toda la atención, junto al vicepresidente de Mini, Jochen Goller. ¡Vaya imagen patria va a dar el único periodista español allí presente!

Pero anécdotas aparte, a la pareja campeona se la ve muy ilusionada con revalidar el título, y de vez en cuando sus inegrantes miran de reojo a la máquina, el Mini All4 Racing 2015 que, allí presente, aguarda su verdadero debut en las dunas junto a uno de los legendarios Mini que triunfaron en Montecarlo en los 60 y a otro preparado para correr para el mismísimo Alessandro Zanardi.

En una de estas, el micro 'rula por ahí' entre focos y penumbras y comenzamos así la entrevista que luego tendrá su continuidad en exlusiva para nosotros:

- Estabas hablando hace un momento, Nani, del compromiso entre la aerodinámica y la resistencia del texto, el nuevo reglamento que penaliza a coches como el vuestro... ¿Pero, cuál es el verdadero enemigo? ¿Bolivia [nuevo país por el que pasa el Dakar este año]? ¿Peugeot? ¿Tu propio equipo?
El verdadero enemigo somos nosotros, mi copiloto y yo, porque venimos a ganar y somos muy exigentes porque somos unos profesionales de esto. Llevo 19 Dakar con este y solo he ganado una [en Coches], así que la responsabilidad es la misma.

- Entra Peugeot, como nos anunciaba el propio Sainz en París hace unos meses, hay otras marcas, pero en Mini sois los favoritos de nuevo...
Claro, de hecho, como pasa en todas las disciplinas del motor, el equipo que gana el año anterior es el favorito. Pero es verdad que año tras año, las cosas son más difíciles. El cambio de reglamento -que añade peso a los diésel y saca peso a los gasolina- me hace pensar que los Toyota van a ser muy competitivos, porque aparte han hecho un coche nuevo, tienen las ruedas muy abajo, tienen 1 mm más de brida... Pueden penalizar un poco en el hecho de que han terminado el coche un poco a última hora y eso en el Dakar siempre pasa factura. Y luego está Peugeot, que empezó el proyecto realmente tarde, con un 'buggy' realmente novedoso y al que seguramente le habrá faltado un poco de tiempo de desarrollo. En todo caso, sabemos que Peugeot sabe hacer cosas. Y no solo saben, sino que tienen que hacerlo bien: tienen medios, tienen presupuesto... Y son un equipo oficial, no como nosotros. Y eso que para nosotros es enorme que un grupo como BMW nos dé soporte al equipo este y dos años más.

- Y más, tal como están las cosas...
Exacto. Aquí son unos 'quemados', les gustan las carreras, pero luego están sus jefes y al final esto son números. Y quien se sorprenda no sabe cómo va esto. Por lo tanto ves que esto fundiona y que los 'dealers' están cada día haciendo más actividades con el Dakar y esto es interesante. Pero tenemos que pensar que somos un equipo "semioficial" y la suerte de tener un soporte técnico como el que nos da el Grupo BMW, no solo la parte económica. Pero no nos podremos comparar con Peugeot, que tienen tres coches este año y toda la gente involucrada solo en esto.

- Algunos seguimos pensando que os vais a sentir especialmente espoleados por la nuevas marcas y eso le hacía falta al Dakar, ¿no?
Sí, es muy positivo, porque al final, hay marcas, hay peleas... y si todo fuera muy fácil, la gente no lo valoraría.

- Hablando de eso, a algunos nos dio la sensación de que tu victoria no fue precisamente muy valorada el año pasado. Se te vio muy enfadado, pero exactamente [véase la polémica por las órdenes de equipo en la última etapa], ¿con quién?
¿Sabes qué pasa? El problema fue con la prensa que estaba allí, que no entendió bien lo que sucedía y hubo un momento que fue más fácil conducir que atender a esa prensa. Llevo 19 Dakar y ya sé cómo funcionan, al final es una carrera que es organizada port franceses y el hecho de que un francés no gane pues a ellos también les toca. Marc [Coma] estaba ganando en Motos, yo, en Coches... Yo me enfadé con Etienne [Lavigne] -con el que tengo una buena relación y nos podemos decir las cosas-. Un día le dije de todo por la prensa, porque no entendía nada y me vino a pedir explicaciones. Pero ya le repetí que era fácil: primero tienes que preguntar qué ha pasado; segundo, te pueden gustar más o menos las órdenes de equipo; pero si tú dices que nunca ha habido, pasas por tonto: en el año 85, Jean Todt tira una moneda al aire y gana Vatanen delante de Ickx ¡en la etapa de descanso! En 2007, Peterhansel -que yo estaba allí, en la reunión de Mitsubishi- gana cuando estaba a cinco minutos de su máximo rival. Le puse muchos ejemplos. Este año, a tres días del final, a tres días del final, nuestro jefe fue muy 'fair play', porque no nos dijo "tú paras", "tú sigues". "Nani pasa, los demás [Peterhansel y Al-Atiyah] lo seguís". Pero en vez de eso, que lo hubiera dicho un jefe normal, dijo "bajad el ritmo". ¿Qué es bajad el ritmo? Los tres salimos a fondo. ¡Peterhansel pinchó dos veces y yo, una! Y entonces sí que nos dijo que paráramos. Pillamos al restante, que había arrancado una rueda y llegamos. ¡Y la gente pensó que me habían esperado! Eso es lo que me cabreó.

- Pero no que Peterhansel siguiera apretando por si tú cometías un error, ¿no?
¡Claro que no! Si tu jefe no te dice que pares, tú tiras. Y yo lo hubiera hecho también. Peterhansel jugó sus cartas. Pero nadie explicó eso. De hecho nos la jugamos todos. Y el último día, igual: salieron a fondo para que yo cometiera un error. ¡Lo normal! Llegamos a 20 segundos, yo me reuní con mi equipo, mis ingenieros, les dije que quitáramos todo, los recambios... Y mañana, a fondo. Luego, en la reunión, me preguntó que qué hacíamos y yo le respondí que ningún problema, que íbamos a salir los tres, que yo iba a frenar limpio [sin levantar el típico polvo que ciega los que van detrás], y a la 'guerra'. Lo que no pude asegurar es que fuera a terminar, pero yo perder no iba a perder en el crono... Luego no sé si alguien le llamó desde arriba para decirle que parara la lucha [y asegurar resultados], que es lo lógico. Por ya digo, que yo por lo que me 'cabreé' fue por cómo algunos explicaron eso, porque me sentí incomprendido.

- Eso lo echábamos un poco de menos, lo políticamente incorrecto y la verdadera lucha entre pilotos. ¿Qué más extrañas tú, como piloto?¿África?
El Dakar es muy chulo allí. Echo de menos el menor calor, y a lo mejor, la tranquilidad de los vivacs en África, aunque, por otra parte, en América ahora son mucho más rentables, porque tienen más visibilidad, presencia, invitados... En 2009, por ejemplo, en la primera etapa, de 350 km y la mayoría eran sin gente. Echo en falta esa tranquilidad de estar en los desiertos africanos, pero las marcas y los patrocinadores prefieren esto otro. ¿Qué me gusta más, el Dakar de ahora o el de antes? ¡A mí el Dakar me gusta siempre! Y la aventura sigue existiendo, porque para mí la aventura es salir a lo desconocido, no como sucede, por ejemplo, en la Fórmula 1.

- ¿Hay más seguridad ahora? No lo digo por la amenaza de terrorismo que en América no existe, sino porque en áfrica eran demasiado comunes los accidentes con víctimas procedentes de los pueblos de la zona.
Sí, la organización ha hecho un gran esfuerzo, llevamos 'speed limit' para que por cada pueblo pasemos a 30 o 50 km/h -la gente se ríe, incluso, cuando nos ve y a ti a veces casi hasta se te cala el coche-, lo vigilan mucho, en los enlaces no podemos pasar de 115 km/h, el sitio donde actuamos es como más fácil... En mitad de Mauritania, por ejemplo, pues mejor que no coincidieran dos incidentes, porque la carrera era tan estirada que a los helicópteros a veces no les daba tiempo a ir de un sitio a otro -ha llegado a haber de un punto a otro hasta 500 km-. Lo de África, mirado ahora con perspectiva, ¡era una locura!

- Y por último: ¿tienes 'mono' de moto?
Sinceramente no, porque esto me lleva tanto esfuerzo, tiempo, dedicación y motivación que no tengo tiempo para pensar en otra cosa. Si hubiera estado tirado en el sofá, pues a lo mejor sí echaría de menos la moto, pero... Además, aún sigo con ella en casa, ¿eh? De vez en cuando la cojo en casa y hago enduro por ahí.

Ficha técnica del Mini All4 Racing 2915

- Motor: TwinPower turbodiésel
- Potencia: 320 CV a 3.250 rpm
- Par motor: 800 Nm (aprox.) a 2.100 rpm
- Cilindrada: 2.993 cc
- Velocidad máxima: 178 km/h (aprox.)
- Transmisión: caja de cambios secuencial de 6 vel.
- Dimensiones (largo/ancho/alto): 4.333/1998/1966 mm
- Distancia entre ejes: 2.900 mm
- Distancia entre ruedas: 1.736 mm
- Peso: 1.952,5 kg
- Capacidad depósito: 385 kg (aprox.)
- Neumáticos: Michelin All-Terrain 245/80 R16

Fuente: autobild.es

Nani Roma

  • mini-dakar-2015-accion
  • mini-dakar-2015-desierto
  • mini-dakar-2015-trasera
  • nani-roma-casco-dakar-2015
  • nani-roma-copi-mini-dakar-2015
  • nani-roma-mini-dakar-2015

El coche

Ir a Palmarés

Ir a Biografia